Comunidad Médica Internacional pide acciones concretas de los gobiernos para mejorar la prevención de la sepsis.

El 13 de setiembre se conmemoró el Día Mundial de la Sepsis.

La sepsis es una afección médica muy severa. La misma se desarrolla por una respuesta inflamatoria inadecuada frente a una infección. Esto lleva a una disfunción de órganos y sistemas que amenaza la vida explicó a Ser Médico el Dr. Gastón Burghi, médico intensivista uruguayo integrante del Instituto Latinoamericano de Sepsis.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en la Asamblea Mundial de la Salud ha tratado el tema y emitido declaraciones al respecto. Es una preocupación importante en la medicina ya que esta enfermedad es una de las principales causas de muerte por infección en el mundo y en nuestro país.

La sepsis es una enfermedad prevenible y existen muchas estrategias para evitar su desarrollo.

La vacunación es una de las principales formas de prevención. “A través de vacunas logramos prevenir una serie de enfermedades infecciosas capaces de desarrollar formas graves, que pueden conducir a la muerte de los pacientes” comentó Burghi.

Las medidas de higiene en el hogar, el lavado de manos, el lavado de frutas y verduras y la adecuada conservación de alimentos es otra forma de evitar infecciones y por lo tanto de prevenir la sepsis.

A nivel hospitalario, el correcto lavado de manos del personal de la salud y el uso de alcohol en gel son algunos ejemplos de formas de prevención de las infecciones asociadas a los cuidados de salud.

Tampoco se puede olvidar el uso correcto y responsable de antibióticos. “La generación de resistencia a los antimicrobianos debido a su uso inapropiado es una problemática creciente a nivel de la salud. Prevenir el desarrollo de resistencia es en definitiva una forma de prevenir el infecciones por microorganismos multirresistentes cuyos tratamientos apropiados presentan mayores retrasos” agregó.

Existen múltiples protocolos para prevenir el desarrollo de sepsis como campañas de vacunación, lavado de manos, los protocolos para prevenir las infecciones respiratorias asociadas a la ventilación mecánica invasiva o el uso de check list para la inserción de catéteres.

El médico dijo que “cada una de ellas tiene diferente nivel de cumplimiento. En algunos casos existe obligatoriedad por parte del estado, pero en la mayor parte de ellas lo fundamental es la educación y el convencimiento de las personas de saber que con pequeñas acciones estamos previniendo enfermedades muchas veces mortales”.

En nuestro país algunos casos de sepsis son registrados y reportados. También se han llevado a cabo diversos estudios epidemiológicos en relación a este tema. Sin embargo, no existe un registro nacional de todos los casos de sepsis, y la mayoría de las sepsis no son reportadas. Esto hace que se desconozca su real incidencia y que muchas veces su impacto en la mortalidad pueda subvalorarse manifestó el Dr. Burghi a Ser Médico.

El pasado mes de mayo, durante la reunión anual del Instituto Latinoamericano de Sepsis realizada en San Pablo, delegados de 16 países pidieron “acciones urgentes de los gobiernos” para mejorar la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad y que se dediquen recursos humanos y financieros para lograr estos objetivos.

 

miércoles 19 de septiembre de 2018