Mensaje del Presidente del SMU, Dr. Gustavo Grecco en el Día Internacional del Médico.

Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles”. Bertolt Brecht

El médico tiene responsabilidad en la calidad de la asistencia tanto a nivel personal, como en promoverla a nivel institucional. Es su deber exigir las condiciones básicas para que ella sea garantizada efectivamente en beneficio de las personas, así como reclamar ante los organismos competentes si persisten las condiciones insuficientes en las instituciones. Código de Ética Médica. Artículo 4º.

Hoy es el día del médico. Nuestro día. Es un momento de reencuentro con la sociedad, en el que en cada saludo hay un reconocimiento a la tarea diaria de luchar por la vida, en el esfuerzo de “curar a veces, aliviar a menudo, consolar siempre”, como pregonaba Claude Bernard en el siglo XIX, tan válido hoy. A todos y todas, nuestro más fraterno saludo.

Sin embargo, quisiera hacer especial mención a los imprescindibles. A aquellos que a la tarea diaria asistencial, cumplen cabalmente con el mandato ético de analizar, cuestionar, reclamar y trabajar para mejorar las condiciones en que se desempeñan como profesionales. Esos, anónimos, inquietos, críticos, ocasionalmente hasta molestos, referentes que se involucran en modificar lo que todos pensamos que hay que modificar, a veces tan obvio, porque son ese alguien que asume la responsabilidad de hacerlo. Líderes por naturaleza, por necesidad o por las circunstancias.

Los imprescindibles. Sin ellos, nada sería igual. De ellos, todos nos beneficiamos, y en primer lugar la sociedad y los pacientes. Es la impronta del SMU desde 1920, de las convenciones médicas, de los que impulsan los cambios en el sistema de salud a través de la historia y lo hacen hoy un ejemplo en el mundo de accesibilidad, solidaridad, universalidad, de los que han luchado y luchan por el bien común por sobre el interés corporativo.

Son los que hoy cuestionan, aportando desde la crítica constructiva su granito de arena. Desde lo micro del consultorio a la visión macro del sistema de salud. Porque así se construye en salud

Desde el SMU, créanme, no hay día en que no nos preguntemos cómo unir esas individualidades maravillosas y transformarlas en fuerza colectiva. Cuál es la mejor estrategia para estimularlos, canalizar su energía, potenciar sus cualidades. La tecnología ayuda, es una herramienta, pero no sustituye esa labor diaria. La “cybermilitancia” puede ser tan beneficiosa al facilitar debates, como perjudicial al dar esa falsa sensación de deber cumplido al dejar sentada una posición. Es parte del enorme desafío que asumimos.

Feliz día colegas. A los buenos, los mejores, los muy buenos y los imprescindibles.

 

Dr. Gustavo Grecco

Presidente SMU

 

domingo 3 de diciembre de 2017