El médico y la reputación on line

¿Qué tan importante es cuidar la imagen en las redes? Francesc Grau, consultor estratégico de comunicación online, bloguero y especialista en reputación online, analizó cómo se desarrolla este fenómeno en el sector de la salud.

En este sentido, Grau, autor del libro “Twitter en una semana”, parte de una base esencial para entender la importancia de la reputación. “Cada vez cobra una importancia mayor el cuidado de la identidad digital de cualquier profesional, cuya trayectoria pueda ser buscada en Internet, sea para la búsqueda de referencias, contrastar informaciones oídas de terceros sobre él, o indagar en sus valores humanos y científicos”, afirmó en una entrevista al sitio brandchats.com

Trasladado a la medicina, el comunicador quien se define como un “obrero de la comunicación y la relación entre personas”, consideró que “al igual que en muchos otros sectores, el recurso online es un monitor cada vez más consultado –en este caso– tanto para pacientes como para otros profesionales de la salud para conocer mejor al facultativo. Este hecho hace que mantener al día una buena identidad digital (su presencia en la red en los distintos espacios donde el médico aparezca) vaya creciendo en importancia”.

Consultado sobre el nicho de oportunidades que existen en la red para captar nuevos pacientes, piensa que el “factor común que determina gran parte de ellos es la confianza”. ¿Cómo se traduce esto? “Conseguir generar confianza a través de la buena y correcta presencia en los espacios digitales adecuados, sin ninguna duda, le traerá un mayor número de pacientes. Cada profesional de la medicina deberá evaluar cuáles son los sitios que le traen mayor valor a él y a sus pacientes. Serán espacios de dimensión pública, como perfiles en redes sociales o publicar en blogs; o espacios de dimensión más privada, como comunidades, foros o entornos con el acceso más restringido. Cada uno de ellos posee cualidades distintas que el facultativo tiene que evaluar qué le interesa más para conseguir relaciones con pacientes más satisfactorias”.

Para entender la relación de la reputación de los medico on line, se debe comenzar a tomar como una tarea propia de cualquier médico. Ahora, se instala la pregunta: ¿cuánto tiempo dedicarle? “Cada uno tiene que dedicarle el tiempo que disponga a esta actividad, en proporción al volumen de presencia que tenga que manejar. Si tiene poca presencia, tendrá que dedicarle menor tiempo que si tiene presencia en muchos espacios digitales. Tiene que ser una dedicación racional y proporcional. Para una orientación de una presencia media (con un blog personal, liderar o colaborar en grupo en LinkedIn sobre su especialidad médica y ser contribuidor de contenidos en un foro con otros profesionales y/o pacientes) para un facultativo, podría estar entorno a las 2h-3h semanales”.

Así, Grau concluye que “la reputación online de un médico es su propia cara siempre visible, tanto de sus capacidades profesionales como de sus cualidades como persona. Podemos llegar a conocer una persona, con cierta exactitud, sólo consultando su histórico de apariciones e intervenciones en la red. Todo el mundo podría crearse un ser falso, pero con la perspectiva del tiempo, acaba creando de factor corrector hacia lo que realmente es y cree. La credibilidad acaba saliendo siempre con el tiempo. También el usuario/paciente está cada vez más formado en cultura digital y sabe qué tiene mayor credibilidad de lo que encuentra, en los sitios en los que lo halla y de la forma cómo está publicada o contada”.

  • Convenio Antel SMU
  • AMM CONFEMEL
  • Logo Timbó
  • BVS SMU
  • Certificado de afiliación SMU
  • Afíliese SMU

Novartis

SMU BBVA

 



SMU

::