SMU: Negociación en salud privada comienza a destrabarse

Hoy fue la novena reunión del Consejo de Salarios para el Grupo 15. Desde el Sindicato Médico destacaron que “hubo avances, pero faltan respuestas más concretas del sector empleador”. Las partes volverán a encontrarse el próximo viernes.

A casi 80 días de iniciados los Consejos de Salarios para la salud privada (Grupo 15), empieza a haber indicios sobre la posibilidad de destrabar una negociación en la que, hasta el momento, los trabajadores no habían recibido respuesta a la plataforma de reclamos, presentada de manera conjunta.

Es que, en el noveno encuentro desarrollado en la mañana de hoy, las empresas contestaron de forma insuficiente a la contrapropuesta de los gremios, a su vez desde el SMU advirtieron que “aún faltan respuestas menos conceptuales y más concretas”.

Como lo viene haciendo desde el inicio, el Sindicato Médico volvió a insistir sobre la plataforma de mejoras salariales, laborales y asistenciales que reclama para el Grupo 15:

  1. Ubicar dentro del sector dinámico de la economía a quienes están dentro del laudo o cercano al mismo – Aumento del 8,5 % el primer año y 8 % el segundo año-.
  2. Incremento del 3,5 al 4,5 % en el cobro del variable -complemento que los profesionales médicos reciben por realizar cursos de capacitación. Esto último será financiado internamente, estableciendo un tope en su pago a los salarios más altos.
  3. Reducir el número de pacientes por hora en policlínica a 4, en aquellas especialidades donde actualmente se atienden 5.
  4. Regular dotación de médicos en puertas de emergencia: un médico por cada 20 pacientes, cada turno de 12 horas.
  5. Extender en 5 días de la licencia anual reglamentaria.

Los reclamos salariales son compartidos con la Federación Uruguaya de la Salud (FUS) y la Federación Médica del Interior (FEMI), estipulados en una plataforma elaborada en conjunto. Mientras los tres últimos puntos, propios del colectivo médico, son revindicados por el SMU y la FEMI para todos los profesionales del país.

De acordarse la reducción del número de pacientes por hora y la regulación de la dotación en las puertas de emergencia, no solo beneficiarían al profesional, sino también al usuario. Ambos reclamos focalizan en la humanización de la medicina y en el mejoramiento del tiempo de relacionamiento y atención con el paciente. Hasta el momento, el MSP no ha respondido de manera concreta a estos puntos, aunque hoy sus representantes manifestaron interés en trabajarlos.

Por otro lado, desde el SMU criticaron que pequeñas empresas sean quienes están dificultando la posibilidad de llegar a un consenso general, ya que son quienes no están de acuerdo con ubicar a los médicos que están dentro del laudo o cercano al mismo en el sector dinámico de la economía. Como así tampoco, adhieren a los planteos sobre las condiciones laborales y asistenciales.

Por su parte, el director nacional de Trabajo, Jorge Mesa, volvió a participar de la reunión por segunda vez consecutiva, donde le remarcó al sector empleador la necesidad de tener respuestas más concretas para poder avanzar. Además, recordó que está cerca de vencerse el plazo para acordar entre las partes establecido por el Poder Ejecutivo -90 días-.

Tras tres horas de intercambio, la próxima instancia quedó fijada para el viernes 21 de setiembre. Hasta esa fecha, y con el objetivo de analizar los puntos más álgidos, se realizarán reuniones entre las partes, porque “aún faltan respuestas más concretas y que no haya empresas pequeñas con poder de veto dentro del sector empresarial cuando está el convenio del Consejo de Salarios de toda la salud privada arriba de la mesa”, afirmaron desde el SMU.

Finalmente, los representantes del gremio médico concluyeron que esta es una negociación que “tiene su convenio salarial vencido el 30 de junio pasado, que ha atravesado varios momentos de tensión, incluido un paro general de todos los trabajadores de la salud el pasado 22 de agosto, y que requiere definiciones inminentes”.

 

viernes 14 de septiembre de 2018