COMUNICADO de la SUN: Reducción del número de pacientes por hora

La Sociedad Uruguaya de Nefrología participa activamente de la Comisión de Calidad Asistencial y Condiciones de Trabajo impulsada por el Sindicato Médico del Uruguay. Esta comisión ha trabajado en lograr un acuerdo en el ámbito de los Consejos de Salario, que busca entre otros aspectos incrementar el tiempo de la consulta médica disminuyendo el número de pacientes de 5 a 4 por hora en algunas especialidades.

El “tiempo adecuado” a destinarse en la consulta es aquel que permite que el médico cumpla con las obligaciones éticas profesionales inherentes al ejercicio de la medicina en su más amplia concepción. Esto determina que el “tiempo adecuado” es variable según el paciente y las circunstancias.

Brindar tiempo contribuye significativamente a mejorar la relación médico paciente. Permite la construcción y el mantenimiento de la relación terapéutica. Genera un espacio para reconocer y demostrar empatía, asesorar y explicar, y construir confianza. El tiempo adecuado permite fomentar la toma de decisiones informada por parte del paciente, siendo ésta la máxima expresión del respeto por la autonomía. Brindar tiempo acorta la brecha de inequidad, permitiendo a los pacientes más desfavorecidos y con menos acceso a la información ser partícipes de la construcción de su salud.

Mayor tiempo dedicado permite hacer una mejor medicina, atenúa la inercia clínica (lleva menos tiempo “esperar y observar” que “trabajar para cambiar”), y disminuye el sesgo inconsciente, que refiere a la toma de decisiones desde estereotipos de razonamiento no siempre aplicables al paciente concreto. El tiempo incrementa la satisfacción laboral del profesional y disminuye el “burnout”.

Los argumentos basados en el incremento económico derivado de aumentar el tiempo de consulta son inexactos y sesgados. La medicina más costo-efectiva es la que se hace en las mejores condiciones de calidad. Con el tiempo adecuado disminuye la solicitud de estudios y consultas innecesarias, derivaciones y tratamientos no oportunos y sobrediagnóstico, todos aspectos que adicionalmente incrementan los costos en salud.

Múltiples herramientas pueden implementarse por parte de los prestadores en pos de reorganizar los tiempos de consulta: gestionar el ausentismo, estimular la presencia de los médicos de referencia, organizar espacios de repetición de medicación y optimizar la gestión del área física entre otras.

La Sociedad Uruguaya de Nefrología expresa una profunda preocupación frente a la negativa en el aumento de los tiempos de consulta por parte de los prestadores, en un escenario en que la autoridad sanitaria responsable de asegurar la calidad de la asistencia de la población, ha tomado un rol pasivo y poco comprometido.  Seguiremos trabajando en la Comisión de Calidad Asistencial para mejorar las condiciones en que se asisten nuestros pacientes.

 

jueves 28 de febrero de 2019