Integrantes de la Sociedad de Cardiología hacen énfasis en la rehabilitación cardíaca y solicitan que se instrumente efectivamente en los prestadores de salud.

En el marco de la Semana del Corazón la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular y Sociedad Uruguaya de Cardiología (SUC) realizarán una videoconferencia sobre el «Presente y futuro de las enfermedades cardiovasculares».

En este contexto conversamos con la Dra. Laura Dibello, médica especialista en cardiología, Presidenta del Comité de prevención y rehabilitación de la SUC.

En Uruguay (en situación no pandémica) las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte para ambos sexos dijo Dibello en charla con el SMU.

“Existen factores de riesgo para el desarrollo de las mismas, algunos no modificables como los antecedentes familiares o el sexo masculino pero otros, los modificables, en los cuales nuestras conductas son determinantes, como el tabaquismo, sedentarismo, obesidad o hábitos alimenticios no saludables por ejemplo” explicó la cardióloga.

Para evitar el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares “debemos poner énfasis en la prevención dado que ella no sólo evitará muchas muertes sino también las secuelas de la propia enfermedad” informó.

Estas enfermedades se pueden prevenir con actividad física (los beneficios de la misma están más que demostrados en todas las edades), comer sin sal, tomar líquidos en abundancia, aumentar el consumo de frutas y verduras, cese del tabaquismo, chequeos médicos regulares y control de las enfermedades existentes como la hipertensión arterial, colesterol y diabetes.

La Dra. Laura Dibello trabaja especialmente en la rehabilitación cardíaca.

Según la OMS la rehabilitación cardiaca se define como “el conjunto de actividades necesarias para asegurar a los cardiópatas una condición física, mental y social óptima que les permita ocupar por sus propios medios un lugar tan normal como les sea posible en la sociedad“.

Dibello explicó que el trabajo en rehabilitación cardíaca se realiza con “en un equipo multidisciplinario a cargo de un cardiólogo/a conjuntamente con con docente de educación física, fisioterapeuta, especialista en salud mental y nutricionista”.

Agregó que “sus beneficios están demostrados en múltiples guías internacionales y la evidencia es muy alta. Los pacientes que participan luego de un infarto disminuyen su riesgo de reinfarto y muerte súbita, tienen menos ingresos hospitalarios, abandonan menos la medicación, tienen menos depresión y ansiedad y logran mayor cese de tabaquismo. Aquellos que tienen síntomas disminuyen los mismos, mejoran su capacidad física y tienen una mejor calidad de vida, entre otros beneficios”.

La rehabilitación cardiaca es el primer eslabón en la prevención secundaria de las enfermedades cardíacas y si bien forma parte del PIAS actualmente no está instrumentada. 

Según la última encuesta realizada por el Comité de prevención y rehabilitación de la SUC, en 2017 en Uruguay aproximadamente el 8% de los pacientes que fueron sometidos a cateterismo o cirugía cardiaca en dicho año realizaron rehabilitación cardiaca, “desde el comité hacemos hincapié en la importancia de la misma ya que la evidencia nos respalda. Es una aspiración del Comité y de la SUC que en el menor plazo posible se tome la rehabilitación como un objetivo a seguir y cumplir en beneficio de todos” finalizó la cardióloga.

La actividad «Presente y futuro de las enfermedades cardiovasculares» se realizará este miércoles 29 de setiembre a las 19 horas vía zoom. Para conocer el programa e inscribirse seguí el enlace.

martes 28 de septiembre de 2021