¿Cuál es el camino para mejorar la atención en salud en los ámbitos rurales del país? Editorial de la Dra. Zaida Arteta, Presidenta del SMU.

Reflexiones sobre “Un proyecto de Medicina Rural”.

El 12 de noviembre participamos del lanzamiento de una iniciativa del parlamento en conjunto con la Facultad de Medicina – UdelaR que tiene como objetivo mejorar el acceso a las prestaciones de salud en pueblos pequeños y sectores rurales. 

El diagnóstico sobre la inequidad y las dificultades de acceso a la salud, a las oportunidades de prevención, diagnóstico tratamiento y rehabilitación de la población de estos sectores del interior del país y rurales ya lo conocemos y estamos de acuerdo con la necesidad de acciones concretas que logren corregir la situación. 

Para realizar estas acciones debemos tener en cuenta las dificultades y errores del sistema de salud tanto desde el punto de vista de los prestadores como de los/as trabajadores/as, y de la gestión general. 

Es por esto que desde el SMU hemos impulsado cambios a nivel nacional que tienen como objetivo mejorar la calidad de la atención a la población. 

La dotación y distribución de recursos humanos de la salud en el país debe ser materia de estudio de las instituciones involucradas, y propuesta del Ministerio de Salud Pública (MSP), organismo rector, quien a su vez debe verificar que se cumplan estándares de acceso, calidad, equidad, entre otros. 

El proyecto de medicina rural tiene que ser colaborativo y de complementación entre instituciones de la salud, dado que la población es usuaria de múltiples prestadores. A su vez las necesidades de cada región deben ser estimadas y los equipos deben estar conformados según las mismas. 

Médicos y medicas solas no pueden dar la misma respuesta que un equipo de salud completo. 

El trabajo medico, y los cargos de ingreso en estas condiciones deben ser llamados bajo el formato de cargos y funciones de alta dedicación (laudo vigente). En los que los profesionales estarán dedicados íntegramente a esta tarea para la cual además se necesita formación permanente.

No debemos aceptar ofertas de trabajo precario, con salario inferiores a las horas trabajadas, y sin un equipo de trabajo. Estas condiciones mínimas hacen a la seguridad y calidad de la atención.

Dado que este proyecto presentado esta aun en construcción, nos proponemos colaborar activamente en su mejora y consolidación en el presente y futuro cercano. Existe una gran oportunidad en los consejos de salarios público y privado en el 2022 así como en la próxima rendición de cuentas para otorgar los fondos necesarios para la mejora de la calidad de la atención a la salud rural de la mano de un proyecto que cumpla con los estándares mínimos y sea sostenible en el tiempo.

lunes 15 de noviembre de 2021