Sobre la importancia de una Agencia de Evaluación de Tecnología y Medicamentos.

El pasado lunes 8 de julio, el Ing. Quim. Alexandre Lumgruber, experto brasileño, Asesor Regional en Tecnologías de Salud de la OMS/OPS disertó en una actividad realizada en el SMU.

Lemgruber se refirió que el punto de partida en cualquier agenda de evaluación e incorporación de tecnologías sanitarias en los sistemas de salud debe existir un marco legal que las contenga.

En este sentido, mencionó la primera resolución adoptada por Estados Miembros de Naciones Unidas sobre el tema de la Evaluación de las Tecnologías de la salud (ETS), en septiembre de 2012.

En dicho momento se instó a los países a:

  • establecer procesos decisorios de incorporación de tecnologías basados en ETS.
  • promover esfuerzos para analizar y fortalecer los marcos institucionales a fin de incorporar las tecnologías sanitarias.
  • fomentar la creación de procesos transparentes y vínculos con las responsabilidades definidas entre los distintos actores interesados, inclusive entre las autoridades reguladoras y las entidades responsables de la evaluación e incorporación de tecnologías sanitarias.
  • participar de redes internacionales ETS.
  • promover el uso racional de tecnologías y la diseminación de los estudios para apoyar la toma de decisiones.

Para esto, recomendó estudiar y analizar la experiencia internacional en el tema, que muestra que no hay una sola estrategia para la incorporación de la tecnología. Los distintos países han adoptado diferentes modelos para la implementación de la ETS en la toma de decisiones.

Lemgruber dijo que “el modelo a ser adoptado depende del contexto del país y de sus necesidades. Sin embargo, hay puntos clave que deben estar presentes”.

Estos puntos son:

  • el marco legal para el proceso de incorporación de tecnologías sanitarias, en que se defina un vínculo explícito entre la ETS y la toma de decisiones.
  • la definición del marco institucional que resulte más adecuado para la producción de informes de ETS y para la emisión de recomendaciones de incorporación.
  • la implementación de un modelo integrado que abarque todo el ciclo regulación-evaluación-incorporación-uso racional de las tecnologías sanitarias.
  • los modelos implementados deben prever un sistema de monitoreo de la utilización de las tecnologías para evaluar las decisiones tomadas.

Un aspecto de vital importancia en estos procesos está vinculado a la independencia de la entidad evaluadora. “Los procesos de evaluación y de la toma de decisiones para la incorporación deben ser independientes” dijo el experto quien agregó que a esta condición deben sumarse otros criterios como el de transparencia, articulación entre actores y trabajo en red para evitar la duplicación de esfuerzos..

Para finalizar citó ejemplos de países con modelos exitosos en la materia pero diferentes entre sí como Alemania, Canadá, Reino Unido o Brasil.

Actualidad nacional

En el SMU, a partir de las recomendaciones de la Novena Convención Médica Nacional (9CMN) se ha abordado la temática y se ha comenzado a trabajar en propuestas que deriven a la creación de una agencia de evaluación de tecnología y medicamentos.

El documento final de la 9CMN dice que “la tecnología es necesaria en todos los niveles asistenciales”, aunque no está claramente definido el mecanismo de evaluación para realizar actualizaciones tecnológicas eficientes y eficaces y es por esto que se propone la creación de una “Agencia de evaluación de tecnología”.

Esta deberá priorizar las intervenciones en el sistema a través de mecanismos “lo más objetivos y explícitos posibles, aplicando los métodos de evaluación más rigurosos desde una perspectiva sanitaria y económica”.

Las decisiones deben ser transparentes, independientes y con reconocido rigor técnico, estableciendo reglas de juego claras y formales.

El SMU está comprometido con el desarrollo de la mencionada agencia por lo que en este período trabajará en tal sentido con los distintos actores involucrados

miércoles 10 de julio de 2019