Preocupa al SMU, el estado y mantenimiento de equipos para Desfibrilación Externa Automática.

El SMU expresa su profunda preocupación por la falta de controles y mantenimiento de los DEA ya instalados, particularmente en edificios públicos y por la falta de fiscalización del cumplimiento de Ley 18.360 de acceso a la Desfibrilación Externa Automática (DEA) y su reglamentación.

El Ministerio de Salud tiene un rol ineludible de control de la legislación vigente. La noticia registrada en las últimas horas, donde se constató que sendos equipos del propio ministerio no estaban en condiciones cuando fueron requeridos para usar, deja demostrado que no se está cumpliendo con ese rol de importancia vital.

Desde la reglamentación de la ley, que éste mes cumple 10 años, se ha trabajado mucho en la formación de la población en Reanimación Básica y en la acreditación de instructores. El Consejo Nacional de Resucitación, de integración multisectorial y honoraria, ha venido cumpliendo de la mejor manera, en la medida de sus posibilidades, sus cometidos.

La autoridad sanitaria es quien tiene la potestad para tomar medidas cuando no se cumple con la ley. Las personas jurídicas obligadas tienen que estar en conocimiento de su exposición legal frente a ello.
Nos defrauda, que en un tema sanitario en que el país ha avanzado tanto, se falle por la ausencia de un apolítica de fiscalización clara y organizada. Esperamos que el suceso sirva para corregir de aquí en más el problema y como ya fue demostrado, se sigan salvando vidas de los uruguayos.

jueves 25 de julio de 2019