SMU fue recibido por la Comisión parlamentaria que da seguimiento a la pandemia de COVID-19.

El Sindicato Médico del Uruguay junto a integrantes de la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI) y de la Sociedad Uruguaya de Medicina Familiar y Comunitaria (SUMEFAC) en representación del comité de emergencia medica, participaron de la sesión de la Comisión Parlamentaria Especial para el seguimiento de la emergencia sanitaria. 

Se realizó especial hincapié en la alta demanda de las personas sobre el SNIS en esta situación y la incapacidad de dar respuesta a la misma a nivel de testeos, asistencia domiciliaria, traslados, etc, con lo que ello implica que es pérdida de calidad asistencial para la ciudadanía.

El SMU planteó las fortalezas y debilidades del Sistema Nacional Integrado de Salud en todos sus niveles de atención, destacando también la campaña de vacunación llevada adelante, la adaptabilidad de los recursos humanos de la salud para la formación, así como la capacidad de generar a nivel de las organizaciones guías, protocolos y documentos de apoyo al trabajo médico, planes de redistribución del personal entre otras propuestas, que incansablemente desde marzo de 2020 se vienen realizando.

“Los médicos del país pensamos que para poder dar respuesta a la COVID-19 y a las demás patologías es necesario bajar drásticamente el número de casos y que para mejorar la efectividad de la vacuna en el contexto de la circulación de la variante P1 y para disminuir la probabilidad de circulación de otras variantes en el proceso de vacunación. No podemos tolerar las muertes innecesarias y prevenibles” dijo el Dr. Gustavo Grecco, Presidente del SMU.

Asimismo se dejó en claro la disposición del SMU de colaborar por ejemplo en la campaña de vacunación. Se explicó que en el mes de febrero el SMU ofreció su sede al MSP para colocar un vacunatorio para COVID 19 pero esta propuesta quedó descartada por el MSP, en cambio se instalará en la sede gremial en el mes de mayo un vacunatorio contra la gripe.

La Dra. Marcela Cuadrado, Presidenta de la SUMEFAC manifestó luego de la reunión que fue importante mantener este encuentro. “Desde la perspectiva de la medicina familiar y comunitaria se planteó que previo al comienzo de la pandemia, en ASSE se contaba con un fuerte nivel de atención primaria pero a raíz de la emergencia sanitaria muchos de estos puntos de atención fueron cerrados y luego fueron reabriendo. Se encontraron dificultades también porque paralelamente se dieron cambios en direcciones y servicios. Además no existía para este sector una guía de actuación uniformizada y clara”.

“En el subsector privado hubo una coordinación más rápida de los equipos de atención de los diferentes niveles así como la disponibilidad de fármacos y otros insumos” declaró.

“Desde SUMI quisimos plantear la nuestro punto de vista de la realidad que estamos viviendo en las Unidades de Medicina Intensiva de todo el país sobre todo la gran cantidad de pacientes que estamos asistiendo y el número creciente de los mismos” dijo el Dr. Luis Núñez Secretario General de la SUMI.

Intentamos transmitir la preocupación por la situación de saturación que intentamos definirla no desde el nivel de “ocupación” sino desde el nivel de “capacidad asistencial” dijo el médico.

“La angustia que se siente por no poder brindar la calidad de asistencia que uno quisiera, es una de las cosas que más nos afecta a los intensivistas. Ver los resultados negativos por no poder hacer cosas que en situaciones normales si podríamos hacer” expresó Núñez.

“Hubo algunas dudas y preguntas de los legisladores que no pudimos responder, por los tiempos de la comisión, pero nos hubiera gustado dejar bien en claro además de la situación de la medicina intensiva en este momento, recalcar la importancia de que para que ingresen menos pacientes al CTI  y mueran menos personas es necesario disminuyendo los contagios” finalizó Núñez.

martes 27 de abril de 2021