SMU mantuvo reunión con ASSE por problemas de sobrecarga y falta de cumplimiento de protocolos de seguridad en el PNA.

A solicitud del SMU, este lunes 3 de mayo se realizó una reunión para abordar el problema de las condiciones laborales de médicos y médicas del Primer Nivel de Atención.

De la misma participaron el Gerente General de ASSE, Dr. Eduardo Henderson, integrantes de la dirección del Primer Nivel de Atención de ASSE y de la Unidad de Negociación del organismo, integrantes del Comité Ejecutivo del SMU, de la Unidad de Negociación del SMU, de núcleos de base de la RAP ASSE y de SUMEFAC.

El pasado 21 de abril ante la situación de Emergencia Sanitaria, ASSE emitió un comunicado planteando la reorganización de los servicios priorizando la atención a personas que cursan COVID-19 y la atención domiciliaria. 

La seguridad de las personas que intervienen en la consulta tanto desde el equipo de salud como los y las usuarias es lo mas importante a tener en cuenta, es decir preservar la vida y la calidad de la atención a las personas.

La implementación de estas medidas ha afectado a los médicos del PNA teniendo que asumir además de sus tareas previamente asignadas, las de asistencia en domicilios de pacientes muchas veces graves.

En este escenario, es clave que los médicos cuenten con insumos y dispongan del tiempo necesario para una atención adecuada además del cumplimiento de protocolos de seguridad que permitan actuar con celeridad ante situaciones de tensión que puedan vulnerar su integridad física y psíquica.

Otro problema que ocurre asiduamente cuando se hace necesaria la derivación de algunos pacientes a un segundo nivel es que los médicos deben permanecer tiempos excesivos, a veces horas, en los domicilios por dificultades en la coordinación de traslados.

La Dra. Clara Niz, integrante del CE del SMU, quien participó de esta reunión mencionó que estas situaciones “traen aparejado la permanencia en domicilio de pacientes inestables con criterios de ingreso a un segundo nivel, asistidos por médicos o equipos de asistencia que no cuentan con los insumos adecuados para sostener dicha atención de manera segura”. 

“Otra de las dificultades presentadas es la demanda de horas de trabajo que superan la jornada laboral asignada. Esta situación responde a que en pacientes graves que requieren derivación, el periodo que transcurre entre el inicio de la atención y el traslado suele ser prolongado requiriendo la presencia en domicilio de los equipos” agregó.

Niz dijo que para brindar atención de calidad y segura para usuarios, sus familias e integrantes de los equipos de salud se planteó la necesidad de concurrir al domicilio con auto, chofer y enfermeros, disponiendo de insumos requeridos; comunicación fluida entre el centro de salud, la policlínica y el equipo; frente a situaciones de violencia y agresiones a móviles y equipos de salud, manejo de protocolo de COMSEPAE, 

En situaciones catalogadas como clave uno o dos debe establecerse comunicación inmediata con coordinador de SAME 105 que garantice el traslado en forma oportuna. 

Para optimizar la atención es deseable no diversificar las funciones a cumplir por el mismo equipo.

Ante la situación sanitaria y la creciente demanda de atención en domicilio, tiene total vigencia el Protocolo SUMEFAC 2016 para la atención domiciliaria en el PNA aplicable a todo el país. El mismo tiene como objetivo garantizar  la atención de calidad en condiciones de seguridad para usuarios, familias y equipos de salud.

La Dra, Clara Niz entiende que “la delegación de ASSE se mostró receptiva ante la problemática y propuso analizar posibles soluciones que den respuesta rápida a los planteos realizados”.

Acceda aquí al ACUERDO firmado con ASSE en julio de 2016 sobre condiciones de trabajo para médicos especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria para su trabajo ambulatorio en el Primer Nivel de Atención. 

miércoles 5 de mayo de 2021