Tiempo de decisiones

Escribe la Dra. Matilde Miralles, vocal del CE del SMU.

En mi primer ejercicio como delegada estudiantil conocí la hermosa Colonia de Vacaciones del SMU. Quedé enamorada de la estructura, los servicios y la amabilidad del personal.

Me contaron las miles de historias familiares que se tejieron ahí durante las licencias de los médicos disfrutando en familia entre la comunidad galena. Aún cierro los ojos y veo el hermoso comedor galería con esos ventanales  en donde uno podía disfrutar las exquisiteces del menú casero con una hermosa vista.

Cuando me tocó ser secretaria estudiantil por Estudiantes Independientes ideamos los congresos de practicantes ahí. Fueron un éxito porque congeniábamos las capacitaciones que realizaban los docentes de las diferentes cátedras de la Facultad de Medicina con la comodidad de la colonia.

El tiempo pasó y las malas decisiones en gestión y políticas de las diferentes directivas de la Colonia de Vacaciones fueron testigos del deterioro del lugar, aquellas habitaciones con amplios placares y comodísimas camas fueron perdiendo su encanto y su magia, los pisos de madera fueron sufriendo las consecuencias de no tener ningún mantenimiento, las piscinas dejaron de cumplir su función…. El deterioro siguió hasta convertir a la Colonia de Vacaciones del SMU en el “cementerio de elefantes” que es hoy.

Muchos de ustedes habrán presenciado personalmente en alguna pasada por el lugar la forma en que se encuentra o lo habrán visto en los videos de campaña que casi todas las agrupaciones del SMU hicimos en épocas electorales.

Las diferentes agrupaciones que hoy forman el gobierno del SMU hicimos consenso en que se debía realizar un diagnóstico de situación, ver opciones y decidir entre todos los socios cuál debería ser el destino del lugar.

Hoy por hoy y como arrojó el ultimo balance aprobado, existe una pérdida de 2.000.000 de pesos anuales.

La naturaleza y el tiempo están haciendo estragos con el edificio y el terreno, es por eso que se conformó una comisión técnica de asesores de la institución para valorar las dos opciones que existen ahora: un emprendimiento hotelero – inmobiliario y la venta del terreno.

Será la Asamblea General de socios quienes después de valorar las opciones decidirá que destino tendrá nuestra colonia. La realidad es que la concepción de las vacaciones en nuestra diaria cambió, y a lo mejor la opción de hacer buenos convenios en Uruguay y el extranjero se amoldan más a esa realidad.

Creemos que no podemos ser protagonistas de la desidia y falta de decisión política a la que ha sido expuesta y que aunque sentimentalmente nos cueste debemos tomar una decisión sobre ella.

viernes 15 de julio de 2022