La importancia de la Alta Dedicación

Una encuesta realizada con motivo de la 9ª Convención Médica reveló que el multiempleo afecta a más del 80% de los médicos de Uruguay y que estos en promedio trabajan alrededor de 80 horas semanales. Encuestas posteriores realizadas desde el SMU muestran la misma problemática y la necesidad de cambiarla.

Desde el Sindicato Médico del Uruguay, nos hemos preocupado históricamente por el problema del multiempleo en el ejercicio de la profesión médica y las consecuencias que esto trae en la calidad de asistencia que recibe la población. Es por esto que impulsamos con ímpetu la Nueva Reforma del Trabajo Médico, instaurando Cargos de Alta Dedicación convencidos que es el camino a seguir.

Una mayor accesibilidad de los usuarios, dada entre otras cosas por el aumento de la oferta de horas de policlínica, la mejora en el seguimiento longitudinal de los pacientes por parte de sus médicos de referencia y la optimización del trabajo, factores que contribuyen en la mejora en la calidad asistencial, van de la mano de esta reforma. La alta dedicación permite mayor accesibilidad a médico y especialista de referencia, lo que redunda en una mejor continuidad asistencial. Dichos beneficios se observan tanto en el primer como en el tercer nivel de atención.

El marco general del Nuevo Régimen de Trabajo, prevé el aumento de la carga horaria de los cargos (40 a 48 horas semanales en general –especialidades médicas mínimo de 20 o 30 según la especialidad); polifuncionalidad en ejercicio de la especialidad; incorporación de actividades que no son de atención directa a los usuarios; racionalización del régimen de retén; limitación de las horas de trabajo corrido con un límite de 16 horas; obligación de contar con el título habilitado por el MSP para el acceso a los cargos o funciones; incentivos a la titularización de los cargos y una gradualidad en la implementación que compromete un pacto intergeneracional.

Asimismo se modifica el sistema de remuneración. El componente salarial fijo es del 75% y el variable del 25%.

Se incorporan mecanismos de pagos variables en algunas áreas de actividad o especialidades como la puerta de emergencia, áreas de cuidados intensivos, modificación del pago por “acto” a pago variable por productividad; e incorporación al pago variable de otros aspectos que exceden el “acto médico” estricto.

Además se logra la equiparación de los valores hora de todas las áreas de actividad y especialidades.

Actualmente existen en el sector privado un total de 698 Cargos de Alta Dedicación y en el sector público unas 37 Funciones de Alta Dedicación.

De acuerdo a las exigencias de meta 4 y manteniendo constante el número de afiliados FONASA, a junio de 2019 se proyecta contar con 1.415 CAD en las IAMC y 323 FAD en ASSE.

Según un informe presentado el 20 de setiembre en la JUNASA, “los médicos que asumieron los CAD-FAD concentraron su trabajo, observándose una disminución del multiempleo”.

A su vez, en talleres realizados anualmente con los médicos que trabajan con alta dedicación se han visto otros beneficios como, mejora en el acceso de usuarios a policlínica, mayor cobertura de guardias, mejora en la asistencia tanto a pacientes críticos, internados como en control en policlínica, y una mejor organización de la vida de los profesionales.

La reforma también permite una buena remuneración profesional desde el comienzo de la carrera profesional. Los salarios de los cargos de inicio, son de un valor hora aprox $1.000 para cargos tanto públicos como privados, con cargas horarias desde 30 a 48 hrs semanales dependiendo de la especialidad.

Uno de los inconvenientes a los que se enfrenta este proceso, ha sido la lentitud con la que ASSE viene incorporando este tipo de cargos (debería contar con 190 FAD a junio 2017). Esperamos que la firma de más de 30 nuevas especialidades realizada el pasado mes de junio, contribuya a acelerar los procesos de incorporación de Funciones de Alta Dedicación en el Sector Público.

Consideramos que las autoridades sanitarias deberían extremar las medidas para acelerar el cambio en el mercado de trabajo, teniendo en cuenta las condiciones actuales de trabajo médico con particular enfoque en, la eliminación de las formas precarias de contratación médica (tercerizaciones), la alta dedicación a un prestador y sus usuarios, combatir el multiempleo y mejorar los procesos asistenciales.

La reforma del mercado de trabajo ha sido una de las líneas estratégicas impulsadas por el SMU, que surge como respuesta a los diagnósticos que indican que el diseño actual del sistema perjudica en primer lugar, el acceso de la población a una asistencia de calidad en tiempo y forma así como  condiciona negativamente la calidad de vida se los profesionales de la salud.

Acceda aquí a los convenios de CAD IAMC

Acceda aquí a los convenios FAD ASSE

Cronología de la implementación de FAD en ASSE

Cronología de la implementación de CAD en IAMC

 

*Datos extraídos del Informe del Nuevo Régimen de Trabajo Médico (DEMPESA).

sábado 30 de septiembre de 2017