Informe preliminar de Siniestralidad Vial muestra cifras preocupantes.

Este jueves 20 de diciembre se presentó el Informe Preliminar de Siniestralidad Vial, elaborado por la Unidad de Seguridad Vial (UNASEV) correspondiente al año 2018 (1 de enero-9 de diciembre de 2018).

El mismo arroja cifras preocupantes en cuanto al número de fallecidos y lesionados y determinadas particularidades vinculadas a la cobertura sanitaria a las víctimas de los siniestros.

“Los datos presentados preocupan y reafirman la necesidad de una política sanitaria específica para el abordaje de esta enfermedad, que es la primera causa de muerte entre los 15 y 29 años. Desde nuestro punto de vista, implica desarrollar un sistema la asistencia a la siniestralidad y al trauma, con traslados protocolizados a sitios con la capacidad resolutiva adecuada previamente determinada por el medio de transporte que se entienda mejor para la ocasión pero ajustado a un protocolo” dijo a Ser Médico el Presidente del SMU, Dr. Gustavo Grecco.

En el período registrado por el informe, resultaron 483 personas fallecidas y 24.285 lesionadas.

Para 2018, el total de personas fallecidas en siniestros de tránsito se estima que será de 514. Una cifra ampliamente mayor que la meta del Plan Mundial para el Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011- 2020 de la ONU, marcada en 335.

A partir del año 2011, Uruguay se comprometió a alcanzar la meta marcada por este Plan. La misma establece que en el 2020, el número de fallecidos por siniestros de tránsito debería descender a 278, la mitad del registro del año 2010, que marcó 556 muertes.

Del total de fallecidos, el 48%  lo hace en siniestros de tránsito ocurridos en rutas nacionales, el restante 52% en ciudades y caminos departamentales.

Casi 8 de cada 10  de los fallecidos eran hombres. Según edad, se ven picos en franjas de más de 70 y entre 20 a 24 años “Se reiteran patrones de edades en los fallecidos ya vistos en informes anteriores, con picos en los mayores de 70 años (14% del total de fallecidos) y en los jóvenes de 20 a 24 años (13% del total de fallecidos)”.

Personas fallecidas según vehículo: el 45% circulaba en una motocicleta cuando ocurrió el siniestro. Esto muestra que se mantiene la relevancia de estos usuarios en la mortalidad en el tránsito.

Del total de lesionados, el 86%  fueron heridos leves, el 12% corresponde a heridos graves y el restante 2%  a fallecidos.

El 60% de las personas fallecidas lo hizo en el lugar del siniestro mientras que el 24% lo hizo en las 24 horas posteriores y el 16% lo hizo después de las 24 horas de ocurrido el mismo.

“Importa mucho analizar cómo fueron asistidos los fallecidos, si fueron trasladados y adonde. Qué es lo que realmente sucedió con ellos en esa primera hora. En la llamada hora de oro, donde se producen las lesiones graves que producen la muerte, es  fundamental una intervención terapéutica técnicamente correcta. Para esto es fundamental conocer la capacidad instalada del país para buscar la mejor respuesta. En el SMU creemos que la creación de Sistema Nacional de Trauma y Emergencia, de acuerdo al proyecto de ley que oportunamente hemos presentado con UNASEV y el Dpto. de Emergencia del Hospital de Clínicas de la UDELAR, puede contribuir enormemente”, dijo el Presidente del SMU.

Uruguay debe insistir en tomar acciones en el pilar 5 del mencionado Plan Mundial para el Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011- 2020 de la ONU que apunta a la respuesta después del siniestro, aumentando la capacidad de respuesta a las emergencias ocasionadas por los siniestros de tránsito y mejorando la capacidad de los sistemas de salud y de otra índole para brindar a las víctimas tratamiento de emergencia apropiado y rehabilitación a largo plazo.

Acceda aquí al Informe Preliminar de Siniestralidad Vial de UNASEV para 2018.

miércoles 26 de diciembre de 2018