Se cumplieron 10 años de la separación del Sindicato Médico del Uruguay y CASMU.

En el marco de una profunda crisis institucional que implicaba la posibilidad de la desaparición del gremio y su Centro de Asistencia, la Asamblea del 5 de marzo de 2009 aprobó la separación del SMU y el CASMU.

Esta nueva realidad de la principal institución privada de asistencia se sumaba a la separación de ASSE del MSP en el marco del incipiente proceso de reforma del Sistema de Salud.

Para el SMU implicaba el cambio de un histórico paradigma de ejercicio gremial, donde sus actividades estaban íntimamente relacionadas con la práctica profesional en CASMU y las consecuencias que sobre este tenían las acciones sindicales; tomando el desafío de reconstruir su identidad.

A su vez, la creación de CASMU IAMPP –que incluía a 1727- desafiaba al desarrollo de una política asistencial que, manteniendo los valores y principios que transformaron a la institución en la principal del país, la hiciera viable como una empresa de servicios de salud de calidad.

A diez años, la separación nos obliga a reflexionar sobre el proceso, los cambios producidos y las nuevas realidades institucionales.

 

Crédito foto: FADU/UDELAR.

miércoles 6 de marzo de 2019