Sobre la seguridad de los equipos de salud en la atención extrahospitalaria. Escribe el Dr. Gonzalo Ferreira.

Plantearse abarcar un tema como el de la inseguridad en la atención extrahospitalaria es muy difícil si tenemos en cuenta el tiempo de evolución del mismo y lo que implica revertir un problema que es propio de nuestra sociedad. Concluimos que como tal su abordaje tiene tantas aristas como esta última presenta.

Hemos visto el desarrollo de una herramienta útil en estos últimos tiempos, la COMSEPAE. Este es el lugar donde participamos los trabajadores de la salud, empresas privadas del rubro, organismos del estado (ASSE, Ministerio del Interior), etc. Es un ámbito donde se discute la problemática en seguridad del sector, de ahí nació por ejemplo el protocolo de seguridad hoy vigente.

Desde nuestro punto de vista debemos continuar el trabajo con dos objetivos.

Por un lado deberíamos fortalecer la COMSEPAE, dándole una estructura definida y un funcionamiento acorde a la responsabilidad que se le atribuye. 

Tener una estructura que interaccione debidamente con las distintas cabinas de las Unidades de Emergencia Móviles (UEM) y demás involucrados en la atención extrahospitalaria, seria un avance para nosotros. 

Para este tipo de planteos es posible que se puedan requerir recursos, hoy lo hacemos por nuestra iniciativa y no estan bien claras las responsabilidades de cada actor.

En este ítem es necesario incluir a los actores que desde nuestra opinión faltan en la ecuación y sobre todo representan a trabajadores que comparten el riesgo en la labor, como el Sindicato Policial y del Transporte (“no salud”), así como también empresas que orbitan por fuera de las cámaras empresariales.

El otro punto que queremos abordar es en referencia al protocolo de seguridad, los trabajadores primero dando la discusión entre nosotros, para después contrastar con los demás integrantes de la comisión llevando una plataforma, porque los intereses son distintos en algunos casos y eso lo tenemos claro.

El protocolo tiene varios elementos para revisar, gran parte de la discusión pasa por la asistencia en zonas potencialmente de riesgo (“rojas”) sobre todo en horario nocturno, haciendo hincapié en los llamados que son diferibles por su dato clínico, no urgentes, para la jornada siguiente en horario diurno, que si bien no soluciona el riesgo mejora el escenario para desarrollar la tarea. 

Hoy el protocolo expresa el condicional “se intentará diferir” y no tenemos formas de medir ese “intento” que muchas veces termina siendo ineficaz y deriva en riesgos innecesarios para los equipos de salud y seguridad que acuden al lugar.

Entendemos la solicitud del paciente que muchas veces abona un servicio a determinada empresa, de la cual nosotros nos beneficiamos porque hay demanda de puestos laborales y queremos llegar como decíamos en un eslogan de campaña de concientización pasada, pero contrastamos con los hechos de inseguridad reiterados en el tiempo que vivimos casi a diario. No podemos exponernos si no amerita o se justifica dicha consulta en las situaciones planteadas como diferibles, no hablamos de urgencias ni de emergencias, hablamos de sentido común.

Por otro lado pero vinculado al tema, nos referimos a las condiciones de trabajo, es un punto en el que debemos avanzar, el como se debe trabajar y bajo que condiciones fue desde un principio diagramado por la parte empresarial, que con el tiempo y organizados se han logrado cambios por los trabajadores, pero seguimos en el debe de pautar nuestro trabajo y nosotros en especial tenemos una responsabilidad extra por que casi todo gira en torno a una relación medico-paciente.

Para esto necesitamos el insumo de tener a nuestros médicos organizados en sus núcleos de base, en sus lugares de trabajo, dando la discusión, generando debate y por lo tanto fortaleciendo la herramienta sindical, siendo cada una de las partes tan importante como el todo en términos de correlación de fuerzas a la hora de negociar.

Dicho esto, sabemos que no tenemos la solución al problema de la inseguridad a corto plazo, creo que todos somos conscientes, no por eso tenemos que dejar que las cosas pasen sin hacer lo que hay que hacer al respecto.

lunes 31 de enero de 2022