Ante falta de avances en Consejo de Salarios, SMU y FEMI inician hoy un paro médico nacional

Tras 10 horas de negociación en la última reunión en el Consejo de Salarios y ante la falta de avances y las diferencias con el sector empresarial, el Sindicato Médico realizó un paro médico nacional junto a la Federación Médica del Interior (FEMI).

El pasado lunes 16 una delegación del Sindicato Médico del Uruguay (SMU), acompañada de la FEMI y el SAQ concurrió a la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra) para una nueva instancia de negociación colectiva en el marco del Consejo de Salarios. La reunión que estaba convocada para las 15:00, finalmente comenzó cerca de las 18:30, dado que antes hubo distintas instancias entre el Poder Ejecutivo y los representantes del sector empresarial.

Unas 10 horas después, en la madrugada del martes, visto el escaso avance y la falta de voluntad por parte de las empresas sobre los puntos planteados, se resolvió pasar a un cuarto intermedio hasta el jueves 19 y mantener la decisión de llevar adelante el paro médico nacional en el sector privado, previsto para hoy 18 de noviembre.

“En este escenario de pandemia no es de recibo que se intenten recortar derechos, perder salario y detener proceso de reforma del trabajo médico que debilitan el sistema de salud provocando la pérdida de calidad de atención a la población. Por esto y en defensa de las condiciones laborales y salariales de los médicos y médicas, el sindicato se mantiene en conflicto en búsqueda de priorizar un sistema de salud sólido y robusto”, dijo el vocal del SMU, Dr. Federico Preve.

Puntos clave de la negociación

De esta forma, tanto la negociación con el Poder Ejecutivo como con el sector de las empresas de salud privada de Uruguay, están estancadas en temas que son de alta sensibilidad para el Sindicato y por los cuales se continua trabajando en un marco de conflicto y movilizaciones.

Por un lado, en este escenario, se asegura una pérdida salarial en dos años, sin una clara recuperación. Allí la postura del SMU es recuperar, como piso, el 70% de lo perdido, con la posibilidad de alcanzar el 100% de lo que se pierda a lo largo del convenio.

Otro de los puntos fundamentales es la quita de los derechos adquiridos desde la apertura de los espacios de negociación. Se plantea disminuir los montos del fondo variable asociado a la capacitación. Para el SMU esto implica una partida salarial y por lo tanto se espera otra propuesta que no conlleve al descenso de esta partida, “aun no es aceptable el planteamiento”, agregó Preve.

Respecto a la reforma del trabajo médico se mantienen las diferencias. En este punto, si bien se ha abierto la negociación para conversar sobre la reforma y seguir adelante con el cronograma estipulado, restan ver plazos para la discusión de temas de importancia para el avance de la alta dedicación, entre otros: cargos quirúrgicos, mixtos, y de transición e ingreso al mercado de trabajo.

A su vez, para el SMU el cumplimiento del acuerdo de calidad asistencial de 4 pacientes por hora y la consagración del derecho de las licencias maternales y especiales dentro de la Comisión de Género, siguen siendo temas prioritarios en este marco de negociación. “Respecto a los cuatro pacientes por hora, las empresas quieren rever muchos puntos y postergarlo hasta el final del convenio. No es de recibo el plazo ni el alcance y no se va a considerar en esos términos. El planteo es poder discutir los espacios para la implementación en conjunto con la telemedicina, pero no dar marcha atrás en este logro”, indicó al respecto Preve.

Sobre la situación de la Comisión de Género, se espera que se vuelva a establecer una mesa de trabajo ya que en la última oportunidad, las empresas desconocieron la negociación colectiva y no concurrieron, lo que fue evaluado como una falta muy grave en este ámbito. Aquí la consagración de extensión de la licencia maternal a 6 meses y licencias especiales son puntos importantes.

miércoles 18 de noviembre de 2020