Dra. Solange Gerona: “cuando se define un centro de referencia, lo que se aumenta es la equidad”.

El pasado mes de julio se cumplieron nueve años del primer trasplante de hígado realizado en Uruguay, el 14 de julio de 2009.

A partir de esa fecha bajo la órbita del Servicio de Enfermedades Hepáticas del Hospital Militar, con la participación del Hospital de Clínicas, Fondo Nacional de Recursos y el Instituto Nacional de Donación y Trasplante de Células, Tejidos y Órganos (INDT), se han realizado 178 trasplantes hepáticos y siete hepatorrenales.

Este servicio es considerado uno de los Centros de Referencia que existen en el país.

Para conocer más acerca del Programa de Trasplante Hepático y sus próximos desafíos y proyectos, Ser Médico conversó con su Jefa, la Dra. Solange Gerona.

P – ¿Cómo comienza a desarrollarse el Servicio de Trasplantes en el Hospital Militar?

R – En el año 98 hicimos un primer periodo del programa de trasplantes pero no logramos la financiación del Fondo Nacional de Recursos. Por esto, el programa se paró casi 10 años y se retomó lentamente con la visión de que en un contexto de un servicio de enfermedades hepáticas complejas debía desarrollarse un programa de trasplante hepático.

Ante un nuevo llamado del FNR para instituciones que quisieran encargarse de ese desafío, nosotros hacemos un convenio con el HC y se generamos la Unidad bi-institucional de enfermedades complejas y de trasplante y nos presentamos. Después de muchas evaluaciones el FNR nos adjudica esa licitación y empezamos con el seguimiento formal de los pacientes trasplantados en Argentina tanto adultos como niños. Finalmente, en julio del 2009 empezamos con los trasplantes hepáticos en el Hospital Militar.

P- ¿Quiénes son los beneficiarios?

R – Son todos los uruguayos sin importar de donde provengan y que estén vinculados con las instituciones públicas o privadas que están incluidas en la cobertura del FNR.

P­ – ¿Cómo se financia el servicio?

R – El trasplante hepático se financia por el FNR, los pacientes del Militar son financiados por el propio hospital.

P – El portal de noticias de Presidencia de la República lo catalogó hace unos días como un Centro de Referencia (CdR) en la materia. ¿Podría decirse que lo es?

Es un CdR en el sentido que se realizan cirugías completas y se resuelven pacientes de hígado o cirróticos.

Lo que falta para ser un centro de referencia es la decisión de la autoridad regulatoria ahora que está aprobada la ley. Hoy en día las instituciones que quieren derivar, lo hacen y las que no quieren no lo hacen, con lo cual los pacientes si tienen alguna situación compleja y de pronto hay alguna dificultad administrativa, el paciente se queda sin resolver.

Cuando se define un centro de referencia, lo que se aumenta es la equidad, es decir que todos los pacientes puedan acceder de manera igualitaria a un procedimiento de alta complejidad y también se aumenta la eficiencia, ya que a mayor número se bajan los costos reales de los procesos.

P – ¿Qué opina de la ley aprobada en setiembre pasado en el parlamento sobre la creación de los CdR?

R – Creo que es muy adecuada y oportuna, es un caminar hacia una conciencia país sobre como potencializar y aumentar la capacidad y que todos los pacientes lleguen de manera similar a la más alta especialización.

Por otro lado, en un territorio tan pequeño como el del Uruguay, es importante reorganizar el fluir de los pacientes hacia los grados de mayor expertise sin dejar de lado la referencia – contra referencia. Esto es importante porque asegura que no se va a vaciar al país de conocimiento, los pacientes van a seguir tratamientos y seguimientos en sus lugares de pertenencia, con ello lo que generamos es muchísima más comunicación y fortalecimiento de la información (Vía Historia Clínica Electrónica).

P – ¿Qué desafíos en cuanto a calidad, incorporación de tecnología, etc, tienen?

R – La incorporación de tecnología y la capacitación son continuas. Así como la revisión de los procesos de gestión, la generación de conocimiento, de seguridad, de contralor de situaciones de urgencia.

P – ¿Cuáles son los próximos pasos y caminos a recorrer por este servicio?

R – Consolidar el Centro de Referencia de manera formal, integrado a todo. Debemos generar la capacidad suficiente para la resolución de la patología en forma adecuada y con una infraestructura edilicia acorde.

En síntesis, creo que va a generar un buen impacto en la salud.

Otro aspecto importante a destacar es que el programa de trasplante ya funciona de una manera no vinculada estrictamente al acto médico sino a los procesos. Todavía está pendiente la reglamentación dela ley sobre cómo se instrumentará esto en los Centros. Hay mucho trabajo por hacer para lograr una gestión eficaz.

 

Foto: Presidencia de la República.

martes 2 de octubre de 2018