Gobierno y empresas manifestaron la intención explícita de avanzar en la reforma del trabajo médico.

Este martes 14 de julio se realizó una reunión entre el Presidente de la Junta Nacional de la Salud (JUNASA), Dr. Luís González Machado, representantes de las empresas de Montevideo e Interior y el Sindicato Médico del Uruguay.

La delegación empresarial había solicitado a la JUNASA posponer por un año la cronología de implementación de los Cargos de Alta Dedicación. Cabe destacar que los planteos de las empresas no estaban fundamentados en indicadores precisos sino haciendo referencia al “contexto actual de incertidumbre por la pandemia”.

A este planteo el presidente de la JUNASA propuso una alternativa de correr todo el cronograma en bloque pero 6 meses, y finalizarlo en julio de 2022.
Durante la reunión realizada en el día de hoy, todas las partes, el presidente de la JUNASA, empresas de Montevideo y del Interior manifestaron acuerdo en avanzar en la reforma del trabajo médico y la implementación de cargos de alta dedicación como herramienta.

En este contexto de postergación por seis meses del cronograma, el SMU y FEMI propusieron dar señales claras para seguir profundizando la reforma y plantearon convocar dos ámbitos de trabajo específicos.
Uno de estos ámbitos de trabajo es la comisión asistencial dependiente de la JUNASA donde se abordarán temas vinculados a recursos humanos, las dotaciones mínimas de las áreas de trabajo y la inserción de practicantes y residentes en el sistema.

Otro ámbito que se convocará en caso de discusión en materia laboral -o salarial- es la Comisión Asesora Multipartita (CAM) tanto del sector privado como del público.
Un punto a destacar sobre la convocatoria y funcionamiento de estos ámbitos es la introducción de la discusión de la inserción de los practicantes internos al sistema, algo que sucede por primera vez.

El Dr. Federico Preve Cocco, representante del SMU ante la JUNASA mencionó que “nos parece importante destacar la expresión tanto del presidente de la JUNASA como de los representantes de las empresas de continuar y profundizar la alta dedicación; a su vez se dió un primer marco de negociación razonable por tema cronograma de implementación y se dispuso la posibilidad de discutir dotación de médicos en algunas áreas asistenciales, cómo ser la puertas de urgencia y emergencias donde tenemos documentos elaborados, la inserción de internos en prestadores y avanzar con las residencias médicas en el sector. Si bien todas son discusiones complejas, tener los ámbitos para intercambiar políticas de recursos humanos a futuro, desde su formación, inserción en el mercado de trabajo y condiciones asistenciales, parece un avance sustancial para la reforma de trabajo médico, y el sistema de salud en sí mismo.”

miércoles 15 de julio de 2020