Primer caso uruguayo de Leishmaniasis visceral en humanos.

La Leishmaniasis comprende un grupo de enfermedades causadas por un protozoario del género Leishmania, que se presenta en tres formas clásicas, siendo la leishmaniasis visceral (LV) la más grave. Distribuida ampliamente en el mundo, se estima que unos 14 millones de personas están infectadas. En el continente americano, en los últimos años se han identificado cada vez más casos de LV.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) más del 95% de los casos es mortal si no se trata. Se caracteriza por episodios irregulares de fiebre, pérdida de peso, hepatoesplenomegalia y anemia. Se estima que cada año se producen en el mundo entre 50 000 y 90 000 nuevos casos de leishmaniasis visceral. En 2015, más del 90% de los nuevos casos notificados a la OMS se produjeron en siete países: Brasil, Etiopía, India, Kenya, Somalia, Sudán y Sudán del Sur.

Para Uruguay era una enfermedad exclusivamente de “importación”, es decir, de casos adquiridos en zonas endémicas, hasta que en el año 2010 se identificó al flebótomo (lutzomyia longipalpis) en el litoral norte, vector de la infección, produciéndose un cambio epidemiológico (1) que se consolida con la aparición en 2015 de leishmaniasis canina autóctona y finalmente en 2018 con el primer caso de leishmaniasis visceral en humanos.

El MSP informó que “si bien el insecto vector de la leishmaniasis, conocido como flebótomo, está en Salto y Artigas desde 2010, y desde que se constataron casos en perros, se vienen siguiendo las recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), los servicios de salud trabajan con participación del Sistema Nacional de Emergencias y los Comités de Emergencia Departamentales en el seguimiento y control de los perros afectados, lo cual implicó el sacrificio de varios de ellos”.

Este miércoles 5 de diciembre se confirma el primer caso en humanos en un menor salteño que se encuentra en buenas condiciones de salud”. (2)

Se considera fundamental para el tratamiento de esta enfermedad, la capacitación en torno a la patología para no confundir los síntomas. (3)

El Ministerio continuará monitoreando de cerca la situación y trabajando según las pautas internacionales en conjunto con la Facultad de Medicina y referentes locales.

Los síntomas de la enfermedad son: cuadro febril de más de 15 días sin otro factor que lo explique, adelgazamiento y anemia. En el examen físico se constata una hepato o esplenomegalia, es decir, el agrandamiento del hígado o del bazo y, con los exámenes paraclínicos, se concreta el diagnóstico. (4)

Link de interés

  1. Lutzomyia longipalpis in Uruguay: the first report and the potential of visceral leishmaniasis transmission”.
  2. Comunicado MSP.
  3. Guía de diagnóstico, tratamiento y control de la Leishmaniasis visceral-MSP Uruguay
  4. Leishmaniasis visceral en Uruguay

viernes 7 de diciembre de 2018