ADVERTENCIA: El recurso que está visitando fue creado hace mucho tiempo y no ha sido revisado recientemente. Se mantiene como acervo de la Institución pero tenga en cuenta que puede contener información no relevante o desactualizada.

Encuentro con el Comité Ejecutivo

Qué dicen y qué harán los parlamentarios médicos

Los parlamentarios médicos de todos los partidos políticos tienen una actitud receptiva y sensible hacia los problemas del gremio. Pero además de las lógicas diferencias políticas existe otra: los nuevos se muestran más optimistas de poder hacer cosas, mientras que los que llevan años en la tarea son más cautos, cuando no escépticos respecto a las reales posibilidades que tiene el Legislativo.

por Sergio Israel

En el nuevo Parlamento que comenzó oficialmente el pasado 15 de febrero asumieron varios médicos: la cardióloga Mónica Xavier (Partido Socialista) y el ex presidente del SMU Alberto Cid (Asamblea Uruguay) integran el Senado. Y en la Cámara Baja el diputado por Lavalleja, Gustavo Amen (Foro Batllista), el representante por San José, Jorge Chapper (Herrerismo), Carlos Pita (Espacio 90), José Bayardi (Vertiente Artiguista), los canarios Ramón Legnani (socialista) y Luis Gallo (Asamblea Uruguay), el representante por Maldonado, Darío Pérez (Cabildo 2000), el cirujano de Carmelo, Orlando Gil Solares (Alianza Progresista) y el doctor coloniense Daniel Bianchi (Foro Batllista).

Durante un encuentro informal realizado el 7 de febrero, el presidente del SMU, Juan Carlos Macedo, realizó una breve intervención donde explicó la voluntad de diálogo con el sistema político, descartó que el Sindicato se convierta en un lobby corporativo y agradeció a los parlamentarios médicos salientes -entre los que se encontraba el forista Carlos Testoni- su apoyo a las reivindicaciones gremiales. Se encontraba presente también el diputado José Bayardi.

Cid: depende del Poder Ejecutivo

El senador reelecto Alberto Cid dijo a Noticias que "en realidad el problema del mutualismo en estos cinco años que han pasado se ha ido agravando progresivamente". Entre las causas de esta situación está que "algunos indicadores macroeconómicos fueron entrando en control, como por ejemplo la inflación, que otrora permitía por vía del diferimiento del pago ir disminuyendo las deudas de las IAMC con proveedores y funcionarios". Aunque señaló que "hemos asumido una defensa importante, enérgica, del sistema porque creemos en sus bondades", el problema radica en que "acá hay intereses de una ideología neoliberal que ha apostado a que el mercado regule y que el mercado haga sobrevivir a aquellas instituciones con capacidad para sobrevivir". Cid cree que "se debe defender este sistema porque es uno de los pocos sistemas solidarios que va quedando en el país", pero advirtió que las soluciones dependen de "la concepción que el Poder Ejecutivo tiene; nuestra función es la de control y la de legislación y acá no es un problema de leyes".

Para salir de la situación crítica opinó que "acá hay que ir a fondo; hay problemas de gestión pero no creo que sean los más críticos, hay una multiplicidad de factores que están incidiendo. Las salidas vendrían por el lado de medidas que tiendan a la regulación, control y apoyo económico que tiene que venir del Estado. Creo que hay decisiones políticas que hacen que haya que ampliar la cobertura del sistema mutual, repartiendo esa cobertura entre las distintas instituciones. Habíamos propuesto al ministro Solari que eso se hiciese a través de los comisionarios de DISSE. Esa cartera que ingresa a través del BPS, esa es la clave del desfinanciamiento de muchas de ellas. Lo planteamos en 1996 y no fue atendido. Ese puede ser uno de los mecanismos de ayuda del Estado, facilitar el ingreso de nuevos grupos de ayuda sociales a la afiliación mutual porque gran parte de estos problemas está en la ruptura de esta ecuación".

Bianchi: que el sistema siga adelante


Dr. Daniel Bianchi, diputado electo por el Partido Colorado

El legislador colorado Daniel Bianchi, que también asistió a la reunión, dijo que "el mutualismo está viviendo un momento realmente difícil; el sistema mutual ha sido durante muchos años en el Uruguay un ejemplo de atención de salud, hoy vive un momento de crisis y seguramente tanto desde el Parlamento como desde los gremios vamos a colaborar todos para que el sistema siga adelante porque sentimos que es un sistema que le sirve a los uruguayos, porque les da igualdad de oportunidades. Estamos dispuestos a estudiar el tema y a apoyar que este régimen siga adelante, seguramente con algunas modificaciones, porque al estar en crisis es porque realmente existe una problemática."

Bianchi, que integrará la Comisión de Salud de Diputados, dijo a Noticias que "vamos a empezar a trabajar desde ya en el Parlamento y en el tema del presupuesto que será asignado a la salud. Uruguay es un país que dedica un porcentaje importante del PBI a la salud y sentimos que si fuese mejor distribuido ese dinero podríamos dar una mejor atención a la salud. Tenemos que buscar una mayor eficiencia del sistema porque sentimos que los recursos son importantes (naturalmente, no digo que si fuesen más no sería mejor, cuanto más sean los recursos mejor sería) y que mejor aprovechados, podríamos mejorar y hacer más igualitario el sistema de salud para todos los uruguayos".

Evaluando el encuentro del SMU con los parlamentarios, el representante por Colonia señaló que "es muy importante este tipo de reuniones; aquí nos encontramos con colegas de todos los partidos políticos y conversamos como parlamentarios, como médicos y también como gremialistas. Nosotros somos socios del SMU y somos socios de FEMI, porque trabajamos y vivimos en el interior; siempre hemos participado del movimiento gremial porque es en este ámbito donde podemos intercambiar no solo conocimiento sino también experiencia que enriquecen la discusión que hacen que entre todos podamos mejorar el sistema".

Mónica Xavier: cardióloga en el Senado

Foto
Dra. Mónica Xavier, senadora electa por el Encuentro Progresista

La cardióloga Mónica Xavier, que presidió la Comisión de Organización del Frente Amplio y tuvo a su cargo la conducción política de la reciente campaña electoral, tiene el firme propósito de mantener simultáneamente la actividad profesional y la parlamentaria.

"Sé que va a ser difícil compaginar los tiempos -reconoció- pero de alguna manera la vocación de uno ha sido la medicina y en esta instancia vamos a desempeñar una tarea legislativa con el mayor de los esfuerzos, pero pretendiendo siempre mantener lo que para uno es lo fundamental, sobre todo para aquellos médicos que nos dedicamos a la clínica y que nos cuesta mucho despegar de la posibilidad de no estar con los pacientes sistemáticamente".

Xavier considera "muy importante que los médicos, sin plantearse una exageración en lo corporativo, tengamos los mayores elementos como para poder contribuir desde otro ángulo a los problemas que en nuestro país afectan seriamente a la salud". La visión a priori de la novel senadora es más optimista que la de su colega Cid: "Creo que hay mucha cosa que se puede aportar, que no depende solo del gremio, sino de la sociedad en su conjunto. Estar en el lugar donde es posible, si hay voluntades políticas, permitiría darle solución a temas que ya llevan mucho tiempo y que han pasado a ser problemas estructurales. Creo que el Parlamento es un lugar idóneo para poder avanzar en soluciones", concluyó.

Testoni: nos hemos olvidado de la salud

Evaluando la relación entre el gremio y el Parlamento, el diputado saliente Carlos Testoni dijo que "debería ser más profunda". El ex legislador forista señaló que "en estos cinco años que estuve en la Cámara de Diputados no existió ese relacionamiento intenso, y lo digo con pesar, porque soy médico y afiliado al SMU hace muchos años. Entiendo que el tema de la salud debería haber estado en el tapete hace unos cuantos años atrás. Estamos viviendo un momento, yo no llamaría de crisis de todo el sistema, pero sí un momento difícil para más de una mutualista y es el momento de incentivar esa relación de la parte gremial (no solamente del sector médico, de toda la salud) con el Parlamento y con todo el poder político y principalmente con el nuevo gobierno".

Respecto a por qué no se dio ese relacionamiento en el período pasado, Testoni afirmó que "hubo otros temas priorizados y los legisladores, y todos quienes integramos el gobierno, ante las urgencias nos hemos olvidado de un sector tan importante como es el de la salud y que hoy hay que transformarlo, hay que cambiarlo o ayudarlo a transformarse. Creo que con el diálogo que ha propuesto el presidente del Sindicato Médico estamos dando un punto de apoyo que es muy bueno. Que haya discrepancias, que haya diferencias, que haya diferentes entonaciones me parece correcto, pero hay un problema real y hay que tocar el tema, no esconderse".

Chapper: lograr políticas de Estado

Foto
Dr. Jorge Chapper, diputado electo por el Partido Nacional

El diputado maragato Jorge Chapper realizó un balance positivo de su trabajo de diez años en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados. Destacó como logros de esta comisión la aprobación -luego de siete años de negociaciones- de la ley que regula la actividad de los psicólogos así como la que reglamenta el funcionamiento de los geriátricos.

El doctor Chapper dijo que hubo un buen relacionamiento con el MSP, se mostró sorprendido con la designación de un ministro no médico por el nuevo gobierno y colocó en el debe del trabajo parlamentario en materia de salud la legislación sobre bioética, una norma que regule los trasplantes de órganos y tejidos y una ley sobre el tabaquismo. Sobre la situación del sistema, el legislador herrerista afirmó a Noticias que "en la actual encrucijada hace falta remar mucho para lograr políticas de Estado".

Gil Solares: medicina anticonstitucional

A diferencia de Cid, que opina que las normas no faltan, el cirujano Orlando Gil Solares tiene ideas muy claras de lo que debería hacer el Parlamento respecto a la salud: "Tienen que dictarse las normas para reconstruir la medicina nacional que está dividida en dos sectores tremendamante opuestos: salud pública y el mutualismo. En el mutualismo, en términos generales, se atiende muy bien a la gente. En la salud pública la atención es de cuarta para abajo. Los hospitales son centros de espectáculo de enfermedad y de muerte. El pudor no existe. El biombo se inventó en la Edad Media en el Hotel Vieux de París. En los hospitales nuestros ni siquiera hay un biombo, de manera que a nuestros enfermos muchas veces se les ve deprimidos porque vieron morir al de enfrente o al de al lado y eso es tremendo, desde el punto de vista médico, desde el punto de vista psicológico, social, eso es lamentable. Parecería que la pobreza es el único pecado que la sociedad no perdona. Y los políticos tampoco.

Es el Parlamento el que tiene que cambiar esta situación, allí es donde se definen las leyes del país, donde se inscribe todo en el marco de la Constitución, donde se puede reformar la Constitución, ese es el ámbito donde se puede cambiar esto y los uruguayos recibir una medicina igualitaria".

El legislador concluyó que "el Ministerio de Salud Pública desarrolla una asistencia médica anticonstitucional porque establece un margen de diferencia grosero entre la gente de la mutualista y la gente de los hospitales".

Legnani: no hay políticas de salud

"No hay políticas de salud. Y al no haber políticas de salud hay una responsabilidad política. Una responsabilidad donde el Parlamento de alguna manera tiene su cuota parte. Una política de salud, diseñada por el Ejecutivo, como toda política de Estado tiene que ser acordada por toda la sociedad para que vaya más allá del período en que se instalen y perduren", opinó el reelecto legislador por Canelones, Ramón Legnani.

El diputado socialista puso énfasis en criticar la politización que existe en el MSP: "En temas de salud hay politización. Y la politización es uno de los grandes temas que vamos a tener que intentar resolver en esta legislatura. El MSP en la época democrática tal vez incentivó la politización y ha habido enfrentamiento de intereses muy importantes. El Ministerio, cuando se pone en marcha en la época democrática, realizó toda una nueva designación de funcionarios sobre la base de politización. Lo digo porque yo soy médico del interior, vivo en Canelones, y sé lo que es la experiencia del Hospital de Canelones. Hemos sido muy críticos con este MSP. Hicimos más de 100 pedidos de informes y nos contestaron sólo 20% de ellos".

Como alternativa, Legnani cree que hay que rescatar la experiencia trunca en materia de descentralización: "Es un tema interesante de explora, lo que en su momento se intentó en el presupuesto de 1995, la descentralización de ASSE, que después por motivos políticos se sacó y no se siguió. Tal vez haya que ponerlo otra vez sobre el tapete. Descentralizar la salud pública, coordinar con la salud privada, pero con un MSP normatizador de ambas, con auditorías muy serias y firmes, que digan en cada una de las instituciones qué cosas se están haciendo mal".